Usted está aquí

“Mi notaría” ofreció sus servicios en Neiva

Autenticaciones, conciliaciones, consultas en línea, registros civiles, declaraciones extraproceso y escrituras fueron algunos de los trámites realizados por los neivanos durante los días de ayer y el lunes en la Notaría Móvil ‘Mi Notaría’.

 

El busetón extraíble, conocido también como la ‘Notaría de la Paz’, estuvo ubicada en la carrera 8 # 7A-29, para ofrecer su servicio a todos los ciudadanos.

El vehículo, dotado de la más alta tecnología satelital y ascensor para personas en situación de discapacidad, viene llegando a los lugares más apartados del territorio nacional, brindando a los habitantes la posibilidad de adelantar servicios de registro civil, otorgamiento de escrituras, legalización de poderes, autenticaciones, matrimonios, entre otros.

La Unidad Móvil es un proyecto que supera los 900 millones de pesos y hace parte del proceso de modernización y aplicación de nuevas tecnologías del Notariado Colombiano.

“Esta notaría se creó y viene recorriendo el país con la finalidad que las personas conozcan la biometría que se tiene que adelantar en las distintas notarías como un mecanismo tecnológico que permita evitar suplantaciones en los distintos trámites que se realizan”, señaló Libardo Álvarez Sandoval, notario Tercero de Neiva.
 
LA NACIÓN oye a la gente

Rosalba Conde Campos: “Yo vine a realizar el traspaso de una vivienda y salí muy contenta porque el servicio fue muy bueno, la atención muy rápida y se ve menos congestión”.

Yanith Ruiz: “Es muy bueno para los ciudadanos y los usuarios este tipo de notarías móviles porque se brinda mayor seguridad con respecto a los documentos y trámites que nosotros venimos a realizar”.

Lorena Lemus: “Realicé una declaración y el servicio ofrecido fue excelente, no se presentaron filas ni demoras. Creo que debería venir más seguido a servir a Neiva”.

Ferney Palomino: “Para mí estuvo muy bueno el servicio porque fue mucho más rápido el trámite que hice. Yo vine por el registro de un documento y no me demoré más de cinco minutos, cosa que no sucede con regularidad en otras notarías”.

Subir